El Auge del Teletrabajo

Desde principios de la década de los 2000 y gracias al vertiginoso avance tecnológico que se ha desarrollado desde entonces en materia de comunicación, la manera tradicional de trabajar en las empresas – de manera presencial, con horario de oficina – ha encontrado un método de trabajo que le ha estado haciendo la competencia: el teletrabajo. Este método consiste en que el trabajador puede cumplir con sus responsabilidades laborales desde la comodidad de su casa, café wifi, teléfono o cualquier medio remoto, sin necesidad de asistir a la oficina.

¿Cuándo comenzó el auge del teletrabajo?

Alrededor del año 2003, ya existían ciertos países cuyo índice de empleados en el método de teletrabajo podía alcanzar hasta el 17% en países como Suecia o Noruega, 7% en países como Alemania y el Reino Unido. Sin embargo, en algunas regiones como España, esos índices estaban lejos de ser tan altos.

Diez años después y, en parte, gracias a la crisis económica mundial, esos números pasaban el 17% en la mayoría de los países, incluyendo España. En el 2013, todo apuntaba a que el auge del teletrabajo estaba por cambiar el funcionamiento de las empresas para siempre.

¿Cuáles son los beneficios del teletrabajo?

Si pensamos desde el punto de vista del empleado, los beneficios saltan a la vista: ahorro en transporte, organización propia, comodidad, ahorro de tiempo en desplazarse y pare usted de contar. Además, el teletrabajo permite al empleado cumplir con sus labores en condiciones en que normalmente no podría hacerlo, tales como protestas, enfermedad, mal clima, etc. Y es, justamente en este aspecto, que la empresa obtiene beneficios de esta modalidad de trabajo.

Las empresas en general, gracias a las mencionadas crisis económicas que vienen aconteciendo al mundo entero, se ha visto en la necesidad de recortar gastos y generar en el empleado, a la vez, una condición laboral que le permita cumplir a cabalidad con sus obligaciones sin depender de la asistencia a una oficina para lograrlo. Entonces, la empresa comienza a percibir mayor rendimiento laboral, por supuesto se reducen las consecuencias del ausentismo, las empresas ahorran en gastos de presencia como el alquiler de las oficinas, servicios, alimentación, etc.

Proyección a futuro del auge del teletrabajo

En la actualidad es indudable que el auge del teletrabajo aumentará y ha llegado para quedarse; cada vez son más las empresas que aplican esta modalidad a sus empleados, como por ejemplo “Wordpress” que ha decidido cerrar sus oficinas en San Francisco pues el número de trabajadores asistentes es irrisorio. Y, si bien, el teletrabajo debe lidiar con consecuencias tales como la despersonalización del trabajo, que llevó a Yahoo en un momento, a regresar a sus empleados a la oficina, en el futuro se desarrollará el equilibrio necesario y, gracias a los avances tecnológicos, el teletrabajo será protagonista en la empresa en general.